Instala tu Plato de Ducha de Resina

Sustituir la bañera por un plato de ducha de resina es tendencia desde hace tiempo. Es un material que ofrece alta resistencia, es duradero y al mismo tiempo se puede mantener de forma sencilla. 

Sus VENTAJAS son las siguientes:

AHORRO: darse una ducha requiere menos agua (ahorro económico) y más rápida (ahorro tiempo) que darse un baño.

Más HABITABILIDAD: un plato de ducha ocupa mucho menos espacio que una bañera y hace que nuestro cuarto de baño se vea más grande y más amplio.

SEGURIDAD: los platos de duchas están realizados con materiales antideslizantes, que evitan el riesgo de resbalar o caer al entrar y salir de la ducha.

Mejor LIMPIEZA: su limpieza es más cómoda, rápida y sencilla que la de una bañera.

ACCESIBILIDAD: es más fácil y cómodo acceder a la ducha, facilitando incluso la incorporación de una banqueta o silla para facilitar la ducha a personas mayores.

ESTÉTICA: los diseños de los platos de ducha son más modernos mejorando la estética del cuarto de baño.

Reforma SENCILLA: la instalación de un plato de ducha de resina es obra de reforma menos, por lo que se requiere para su instalación menos tiempo y su coste es menor. 

A la hora de elegir un plato de ducha de resina, tenemos que prestar atención a sus características, ya que en el mercado hay innumerable de opciones y de muchos precios, pudiendo llegar a confundirnos a la hora de elegir plato de ducha que queremos. Te las explicamos brevemente:

Textura: Es el acabado final del plato. Los acabados más populares son pizarra, piedra y liso. 

Color: Es el color del acabado final. En los platos económicos (más sencillos) están fabricados en blanco y solo se le da color al acabado final. En los platos de más calidad, el color se mezcla con todos los componentes, minerales y resinas. De este modo, la gran parte de la masa cogerá tonalidad parecida a la del acabado final del plato de ducha. Hay que tener en cuenta que la masa no será del mismo tono que el acabado final. Los colores más oscuros son los menos sufridos. 

Nivel de antideslizamiento: El nivel máximo es 3. Si el plato tiene categoría 3, es la que menos resbala. 

Espesor: Suele ser de unos 3 cms. Los que tienen marco sonde 4-5 cms. 

Válvula de desagüe: lo recomendable es que la lleven incluido en el precio. Hay que prestar mucha atención si en el precio va incluida la válvula o no, y qué tipo de válvula lleva. 

Desnivel: aunque no lo parezca, los platos tienen un desnivel hacia el desagüe para facilitar la rápida y correcta evacuación del agua. 

Gel-coat: recubrimiento que aporta la resistencia al plato de ducha.

Hemos preparado unos cómodos y prácticos kits con todo lo necesario para instalar tu plato de ducha de resina de forma rápida, sencilla y con resultado profesional.

Instala tu Plato de Ducha de Resina

Kit para montar tu Plato de ducha resina

Kit formado con todo lo que necesitas para realizar la instalación de un plato de ducha de resina. Ventajas de la instalación de un plato de ducha de resina: Plato con...

306,64 €