Instala tu Plato de Ducha de Gresite

La sustitución de la bañera por un plato de ducha de gresite ofrece la posibilidad de instalar una ducha a ras de suelo en tu baño. El acceso se realiza sin escalones, quedando así la zona de la ducha integrada en el ambiente del baño, sin el peligro de tropezones y golpes con las esquinas. Son ideales para permitir un acceso al baño mucho más sencillo por parte de adultos mayores o personas con movilidad reducida.

El gresite se compone de materiales vítreos cocidos a alta temperatura que impermeabilizan el material. Estos se unen con teselas, mallas o papel para realizar azulejos más grandes.

Sus VENTAJAS son las siguientes:

ADAPTABLE a cualquier medida de ducha. No importa que el espacio sea muy pequeño o muy grande. Amplia gama de DISEÑOS y COLORES que permiten combinaciones y creaciones únicas. El gresite es un excelente AISLANTE, resistiendo a la humedad y a los cambios de temperatura. Es la solución idónea para DAR MÁS AMPLITUD a baños más pequeños. Su colocación no es compleja. El principal inconveniente es que el paso del tiempo puede oscurecer las juntas, pero con productos especiales se puede volver a su color original. Para evitarlo, os recomendamos (Fila Fugaproof) MUY IMPORTANTE: Para las duchas de obra es imprescindible, antes de revestir la zona de la ducha, instalar previamente un kit impermeabilizante con el sistema de desagüe incorporado. Nuestros kits contienen un kit impermeabilizante estanco para duchas de obra junto al resto de materiales necesarios para realizar una correcta instalación y conseguir un resultado profesional, evitando la aparición de fugas y humedades.

Instala tu Plato de Ducha de Gresite