Instala tu Plato de Ducha de Cerámica

Sustituir la bañera por un plato de ducha de cerámica es la opción elegida por aquellos que buscan resistencia y durabilidad con un acabado clásico y tradicional.

Los platos de ducha de porcelana vitrificada, también llamados cerámicos, son platos de ducha clásicos, y los más conocidos.

Sus VENTAJAS son las siguientes:

LIMPIOS: La porcelana sanitaria vitrificada es un material muy poco poroso, por lo que no es absorbente, y hace que sea bastante resistente a la suciedad, bacterias y hongos.

DURABILIDAD: con un mínimo de cuidados se mantienen en perfecto estado durante muchos años. Son muy resistentes a la acción de los productos de limpieza habituales para el baño.

ESTÉTICA: Mantiene la estética del cuarto de baño, ya que los sanitarios también son de porcelana, y el plato de ducha iría a juego.

Son ECONÓMICOS: los platos de ducha de porcelana son los más económicos. Idóneos si el presupuesto es limitado, o es para colocarlo en una casa de alquiler, en una segunda residencia donde solo la usamos los fines de semana, etc.

RÁPIDA INSTALACIÓN: Se pueden instalar directamente sobre el suelo. 

También hay que tener en cuenta que tienen unas desventajas, pero son fácilmente solucionables:

No son tan antideslizantes: Se soluciona colocando una esterilla o tarima de ducha

Frágil a golpes: si vamos con cuidado, no suele haber ningún problema. Si se nos cae algo pesado dentro del plato de ducha y golpea en una zona que no cubre la esterilla, puede producir un picado. En el mercado existen diferentes reparadores para estos casos.

Fríos al contacto: emplear una esterilla o tarima de ducha, o echar un poco de agua caliente antes de acceder a la ducha.

Instala tu Plato de Ducha de Cerámica

Kit para montar tu Plato ducha cerámico

Kit formado con todo lo que necesitas para realizar la instalación de un plato de ducha de cerámica. Cuenta con materiales de alta calidad para la instalación de un plato de...

230,17 €